FANDOM


Para el personaje, véase Rey de Todo.

Los Zeno (ゼノ[1]Jap) es la unidad de la energía emitida por los Rayos Blutz. Cuando los Rayos Blutz de más de 17 millones de Zeno entran por los ojos de un Saiyan y se transmiten a su cola, este se convierte en un Ōzaru u Ōzaru Dorado.

Uso Editar

Artículo principal: Ōzaru.

En el manga y anime de Dragon Ball se conoce que la luna llena es capaz de transformar a Goku en un Ōzaru gracias a su cola. En Dragon Ball Z, se revela la verdadera razón de esto, y es que la luna llena es capaz de reflejar enormes cantidades de zeno de Blutz, y que, si es visible, cualquier luna de un sistema solar puede llegar a hacer esto. En la misma serie también se da a conocer la existencia de una técnica que puede emular a la luna llena y reflejar la cantidad necesaria de zeno de Blutz para la transformación de un Saiyan en Ōzaru: la Luna Artificial[2]. No obstante, al parecer, en Dragon Ball Super, a los Saiyans del Planeta Sadala del Universo 6 no les afectarían ni una mayor cantidad de zeno de Blutz sin importar el método utilizado; gracias a su progresiva evolución, la cual suprimió totalmente el desarrollo de colas en sus cuerpos y por lo tanto de su capacidad de poder transformarse en Ōzaru.

Métodos alternativos de obtención Editar

Artículo principal: Generador de Rayos Blutz.

En Dragon Ball GT, Bulma fue capaz de crear científicamente un reemplazo a ambas, creando una máquina que emite cantidades inestables de zeno de rayos Blutz. Gracias a este invento, ella se ve capaz de transformar a Vegeta en un Ōzaru Dorado al emitir una cantidad de espectro verde superior a las 17 millones de unidades con el objetivo de que su esposo obtenga el Super Saiyan 4 previamente alcanzado por Son Goku.

Historia Editar

Dragon Ball GT Editar

Artículo principal: Dragon Ball GT.

Se mencionan por primera vez en Dragon Ball GT, donde Bulma descubre; gracias a Baby, quien la estaba controlando; que los Saiyans no solo se pueden transformar con la luna llena. Bulma investigaba la transformación de los Saiyans y descubre que la razón por la que se transforman es debido a que la luna refleja directamente unos rayos invisibles de espectro verde denominados como Blutz, los cuales se miden en zeno. Ella fue capaz de determinar que 17 millones de zeno de Blutz son suficientes para que un Saiyan se transforme en Ōzaru. Bulma crea una máquina para emular el reflejo de estos rayos e inducirlas en su controlador: Baby.

Véase también Editar

Referencias Editar