FANDOM


Hace rato que quería hacer un blog de este tipo. Con anterioridad pensaba en hacer uno de opinión acerca de Dragon Ball Super, y también del doblaje, pero pueden esperar. Pueden tomarse esto como lo deseen; si en serio, si en broma, da igual. Aunque con respeto, el texto contendrá mi típico toque ácido que suelo tener en el servidor o en el chat; sin filtros, aunque limitado a las normas de la comunidad. Esto es todo una opinión personal del redactor y nada de lo que diga debe ser tomado en cuenta como una influencia por parte de Dragon Ball Wiki. De inicio les invito a dejar su opinión en la caja de comentarios. Sin más que explayar, empiezo.

El blog está redactado en un formato hecho sobre la marcha, es decir, que decido su estructura mientras escribo esto y no pienso corregirlo en el producto final para que así sepan lo que pienso, en crudo. Ni sé exactamente por dónde empezar, pero creo que está bien por ahora que sepan que me puedo declarar hater de Toyble, Toyotaro, Toyodatos, Toyocalco, Toyoplagio, Toyotodo, Toyoloquesea. No, no lo voy a negar. Jamás me ha gustado su estilo en lo más mínimo. Odio el tono fan-fic de su obra, así como su estilo de dibujo (nada parecido al de Akira Toriyama, ni el de antes ni de ahora). Esos personajes deformados, con cuerpos caricaturescos que recuerdan más a cómic estadounidense que al manga original de Dragon Ball, se me hacen horripilantes, al menos para esta franquicia. ¡Y no!, no es que me moleste que tenga un estilo diferente al autor original, pero me molesta ver cómo todo el mundo lo elogia por su "parecido" con Toriyama, al que por cierto, recibirá palos más adelante. No estoy escribiendo esto metiéndome con el Toyotaro persona, sino con el Toyotaro artista. Muchos me estarán tachando de niño rata o lo que sea, pero como seguidor de la franquicia veo algo que me está sacando de quicio y tengo todo el derecho del mundo en expresarlo.


Toyotaro Ilustración
¿De dónde viene Toyotaro?... ¡Ah! ¿De un manga llamado Dragon Ball AF en donde era conocido como Toyble? ¿De verdad?... ¿¡De verdad!?... ¡¡¡¿De verdad?!!! Más allá de lo ridículo que suena todo, es importante para mí mencionar que anteriormente ya habían mangakas participando en la franquicia, de los cuales rescataría por sobre todos a Nahoo Ooishi, quien por palabras de Toriyama, parece que sabe diez mil veces más que él de Dragon Ball... Sí, claro, señor. Ya veo cómo sostiene sus declaraciones.

A mediados de 2015, se anuncia que Toyotaro será el mangaka de la adaptación promocional, sí, vale redundar, adaptación promocional, para la serie de televisión Dragon Ball Super, que se estrenaría en julio del mismo año. Desde ese entonces ya me sonaba a mala idea. Su trabajo en la adaptación a manga de Dragon Ball Z: La resurrección de 'F' me parecía como mucho, mediocre. No tenía mayores problemas con ello. Era solo una adaptación promocional; digo, ¿qué podría salir mal? Pues... Todo. Salen los primeros capítulos del manga de Dragon Ball Super, y... mediocre. Era muy evidente lo poco inspirado del artista y a su vez, lo obvio que resultaba ser el que fuera un anuncio largo. Desarrollo nulo, ritmo apresurado, personajes planos hasta decir basta, estética muy influenciada más por los diseños de personajes de Tadayoshi Yamamuro en lugar de Akira Toriyama, y poco más. Con el tiempo este dichoso manga cobró más fuerza, siendo específico cuando inicia el arco del Universo 6. En este punto, los capítulos pasan a ser más largos, pero, ¿los hace eso mejores? Depende cómo uno lo vea. En lo personal, a medida que Toyotaro empezó a mostrar sus características de manera más explícita, me disgustaba el producto cada vez más. Y no solo eso, sino que todos esos puntos flojos que mencioné anteriormente, no fueron corregidos, al menos, en más de un 50% cada uno.

No tengo ganas de ahondar en cada detalle de la historia, pero sí resaltar que me desquicia ese total descuido a los personajes como tal. No, no me estoy refiriendo al desempeño en la historia, sino en los personajes en sí, en sus psiquis. Destacando la involución de Vegeta a como era en el arco de Cell, perdiendo todo rastro de madurez alcanzada en el final del arco de Boo, un Goku que da más la sensación de ser escrito para una película genérica de los años 90 de Toei al Goku de toda la vida (y no, el Goku de su contraparte anime también es un desastre, pero se aproxima más a la idea del personaje original), y sobre todo, un Trunks que parece que perdió todo rastro de empatía por su gente. Es decir, ¿en serio va a andar de risas en el último capítulo luego de que su mundo quedó en nada, literalmente nada? Y si tan poco le importaba al final, ¿por qué vuelve al futuro en primer lugar? Podría andar así todo el día, créanme, pero sería redundar mucho.

Como si fuera poco, cada vez que sale un volumen del manga, estos traen declaraciones del mismo Akira Toriyama. Les recomiendo buscarlas, porque sí, yo no lo haré por ustedes. Tampoco es que dijera mucho, la verdad. Básicamente es palabrería de él inflando a Toyotaro como su sucesor, alguien que sabe realmente de Dragon Ball y que su estilo de dibujo es idéntico, aunque por suerte, por las declaraciones del propio Toyotaro, sabe que está exagerando (casi olvido mencionar que en una llega a decir que no comprende el estilo de Toriyama). Sinceramente, empiezo a creer que Toriyama es un bocachanta que solo escupe palabrería para publicitar un producto referido a su franquicia, porque declaraciones de ese tipo las podemos encontrar también referidas al videojuego Dragon Ball FighterZ (ni me olvido de lo que dijo en su día acerca de Ooishi). Por cierto, si Toriyama afirma tanto que el estilo de Toyotaro es idéntico al suyo, ¿por qué Naohiro Shintani es el diseñador de personajes de Dragon Ball Super: Broly teniendo un estilo totalmente distinto al de Toyotaro y que fue escogido por él? Toriyama logra que en vez de que me interese más el manga de Toyotaro, me genere más repudio.

Toyoplagio

Trazo superpuesto en la ilustración original.

Actualmente se está publicando los capítulos pertenecientes al arco del Torneo de Fuerza. ¿Están buenos? ¿Han mejorado esos puntos débiles que he mencionado? La respuesta es claramente no. No solo no ha mejorado, sino que está peor que nunca. El estilo de dibujo ya no se parece ni en lo más mínimo al de Toriyama, y el trato a los personajes van ligados directamente a caprichos de fanático promedio de Dragon Ball. Gohan sobrevalorado, personaje representando a Broly overpower, etcétera, etcétera, etcétera. La dirección también está peor. No hay ni un solo momento de tensión, y el desarrollo está a un ritmo muy artificial. Ando omitiendo hasta ahora, sus acusaciones por plagio que le han tirado tras una publicación de la V-Jump. En esta se apreciaba claramente el calco del mangaka a una ilustración de un dibujante de Marvel, del Capitán América. No quiero ser muy duro tampoco, pero vaya a saber cuántos casos del tipo hay a lo largo del manga (omitiendo sus copia y pega de viñetas del manga original de Dragon Ball, que por cierto, no son pocas).

Ya terminando, concluyo con que Toyotaro, es el producto más sobrevalorado de toda la franquicia con mucha diferencia, tanto que se considera el único sucesor de Toriyama. Pienso que muchos en su lugar hubieran desempeñado un mejor trabajo, ya sean Nahoo Ooishi, Dragon Garow Lee, o cualquier otro disponible. Además, no hace falta decir que estos dos tienen un estilo muchísimo más similar al propio Toriyama que Toyotaro.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.