FANDOM



Actualidad

El contenido se refiere o está relacionado con un evento reciente o actualmente en curso.
La información puede cambiar frecuentemente, todo lo que se proporcionan en esta página está sujetos a cambios a medida que la información esté disponible de manera oficial. Por favor, no agregues datos especulativos y recuerda colocar referencias a fuentes fiables para brindar más detalles.

Molo (モロKan, Moro[2]Hep Jap), mejor conocido bajo el seudónimo de Molo, el devorador de planetas (星喰いのモロKan, Hoshikui no MoroHep Jap), es un malvado hechicero y mago genocida extremadamente poderoso que amenazó con erradicar toda la vida del Universo 7 hace más de 10 millones de años hasta ser derrotado por las deidades Kaio-shin y ser encerrado en la prisión del cuartel general de la Policía Galáctica, la cual es la Patrulla Galáctica en la actualidad. Aparece por primera vez como el antagonista principal del Arco del Prisionero de la Patrulla Galáctica del manga y anime de Dragon Ball Super.

Vista general Editar

Creación y concepto Editar

Toyotaro quería que Molo se sintiera como un ser completamente malvado, un tipo que, al igual que el Gran Rey Demonio Piccolo, podía mirar y sentir instantáneamente que tenía que ser derrotado. El mangaka no quería dejar la sensación de que este era un villano que después podría terminar convirtiéndose en un aliado. Para lograr esto, él basó el diseño de Molo en demonios de estilo occidental, especialmente aquellos que tienen la forma de una cabra, y le dio una capa que recuerda al Ángel de la Muerte.

Para Toyotaro, los cuernos son la parte más difícil de dibujar a Molo, ya que, a diferencia de los cuernos de una cabra normal, los de este se enrollan hacia arriba al final. Aunque él mismo diseñó al propio Molo, terminó por lamentar incluir este elemento.

Toyotaro estaba teniendo problemas para que los cuernos de Molo fueran exactamente correctos sin usar una referencia, así que él fue en busca de figuras físicas de cabras para trabajar, pero no pudo encontrar una que satisfaga sus necesidades. Eventualmente, el mangaka terminó agregando a los cuernos de una figura de cabra con masilla para crear su propio modelo de referencia[3].

Etimología Editar

El nombre del personaje puede remontarse a Moloch (מלך, Mlk en hebreo) o Moloch Baal, un dios de origen canaanita que fue adorado por los fenicios y, posiblemente, los cartagineses y asirios, quienes lo consideraban como un símbolo del fuego purificante y por el cual realizaban sacrificios humanos. Esta deidad suele ser representada como un muflón o una cabra.

Otros posibles orígenes del nombre de Molo podrían provenir de la inversión de las sílabas de "lomo", palabra del idioma español que se utiliza gastronómicamente para referirse al corte de carne de la región dorsal de los animales de matadero, o de "moro", un plato gastronómico tradicional japonés, preparado con carne de tiburón salmón (Lamna ditropis).

Apariencia Editar

Prisionero de la Patrulla Galáctica Toyotaro

Aspecto de Molo tras perder su fuerza mágica.

Molo posee el aspecto de un viejo muflón asiático o carnero antropomórfico de piel azul. Tiene los ojos de color rojo, una larga barba blanca, con dos grandes cuernos saliendo de su cabeza, largas uñas oscuras y porciones de pelaje en los hombros, así como una protuberancia en la parte superior de su espalda. Suele llevar una capa marrón con capucha, durante la mayor parte del tiempo. Esta vestimenta de combate es solo un mínimo entre su cinturón, pantalones holgados, y los vendajes colocados en sus antebrazos y pantorrillas. También es bastante alto pese a que su cuerpo a la vista ajena parece bastante delgado y frágil. Después de haber absorbido toda la energía de Son Goku y Vegeta, su aspecto sufre un cambio considerable. Molo se vuelve notablemente más joven con una postura erguida y un rostro menos arrugado. Asimismo obtiene una mayor musculatura y su barba se reduce dramáticamente a una longitud más adaptable.

Personalidad Editar

Molo es un individuo dotado de una inmensa perseverancia y un intelecto infalible. Por otro lado, es un ser repleto de maldad, siendo su rasgo más notable, su egocentrismo, despreciando a todos sus adversarios y los seres vivos en general, a quienes considera como "bocadillos". En la misma lógica, es alguien cruel y despiadado, no tiene reparos en absorber la vitalidad de los planetas para su placer personal y en matar a cualquiera que satisfaga su hambre insaciable de energía.

Historia Editar


Spoiler ¡Cuidado!, spoilers debajo.

Pasado Editar

Hace más de 10 millones de años, Molo amenazó con acabar todo rastro de vida en el Universo 7. Tras haber extinguido el sistema estelar Iragi y empezar a absorber toda la energía vital de un planeta cercano a donde estaba, él fue confrontado por el Gran Kaio-shin y el Kaio-shin del Sur; ambos se enfrentaron arduamente con el hechicero, estando en gran desventaja y a punto de perder, hasta que el líder de los Kaio-shin decidió intercambiar la mayor parte de su poder divino para sellar la magia de Molo con su Kai Kai Matoru. El Gran Kaio-shin optó por entregárselo a la Policía Galáctica, antigua predecesora de lo que es hoy en día la Patrulla Galáctica, la cual originalmente tenía planeado aplicarle la pena de muerte al ser condenado por el exterminio masivo y genocidio de al menos 320 planetas y el sistema estelar Iragi, siendo declarado culpable de todos los cargos, pero, como era imposible para ellos realizar dicha ejecución debido a su alto nivel de poder, se estableció que sería encarcelado en la Prisión Galáctica por toda su vida.

Arco del Prisionero de la Patrulla Galáctica Editar

En el Año 780, el sello del poder mágico de Molo se rompió, lo que le permitió escapar de la prisión de la Patrulla Galáctica junto con Cranberri, un exsoldado de Freezer que también estaba detenido en la misma prisión. Una subfacción de dicha policía espacial, encabezada por el grupo de Merusu, el Patrullero Galáctico más reconocido y poderoso, va a la Tierra para llevarse a Majin Boo, debido a que el Gran Kaio-shin del Universo 7, que él absorbió hace eones, es requerido para ayudar a detener a Molo.

Molo y Cranberri se encuentran, en una nave espacial robada de la Patrulla Galáctica, con dirección al Nuevo Planeta Namek para buscar las Esferas del Dragón namekianas. Durante el viaje, Molo detecta la energía de un individuo que lo está siguiendo y le advierte a su piloto que se apresure en llegar al planeta. Una vez aterrizando en Namek, Molo es recibido por Goku y Vegeta quienes ya se encontraban allí. Hambriento, Molo usa sus poderes para sacar a Esca de una casa cercana y, lo toma de rehén, amenazando con darle fin a su vida. Vegeta, inmediatamente le patea el brazo y lo obliga a liberar al niño, desafiándolo a una batalla. Poco después, Vegeta y Molo comienzan a pelear, pero el hechicero no se sorprende ante el poder del Super Saiyan. Después de intercambiar algunos golpes, Molo se quita la túnica y revela su verdadera forma. Ahora preparado para luchar con seriedad le dice a Vegeta que si quiere ver sus poderes mágicos, estará feliz de demostrar sus habilidades. Molo evoca una onda de energía de la tierra del planeta mismo para atacar a su adversario. Vegeta pretende ser superado por el mago y le pregunta qué piensa conseguir con las Esferas del Dragón porque ya es muy fuerte. Él le revela que quiere recuperar su poder original con el que no habría tenido problemas para vencer a Vegeta en Super Saiyan Dios. El Saiyan se convierte en Super Saiyan Azul y logra poner bajo presión a Molo. Tras ver a Molo en problemas, Cranberri comienza a huir, lo que sorprende a Goku y Vegeta. Aprovechando ese momento de distracción, Molo acumula la energía vital del planeta en su boca, haciendo que Vegeta, Goku y los namekianos se debiliten sin que ellos lo supieran. No obstante, para sorpresa de Goku y Vegeta, Molo no la lanza en un ataque, sino que la come, haciéndose más poderoso. El hechicero provoca a Vegeta para que lo ataque de nuevo pero el Saiyan se da cuenta de que ya no puede transformarse en Super Saiyan. Acto seguido, lo agarra rápidamente por el rostro y lo lanza contra la roca, diciéndole que también estaba ocultando sus verdaderas intenciones.

Después de hacerse más fuerte, Molo sigue atacando a Vegeta sin piedad alguna, obligando a Goku a intervenir. Pero incluso este último no puede hacer nada y y es derrotado rápidamente. El príncipe Saiyan intenta atacarlo con  Cañón Galick, pero el hechicero simplemente absorbe toda la técnica y gana energía. Molo agarra a los dos Saiyans por el cuello y absorbe sus últimas energías, consiguiendo una apariencia más joven. Seguidamente se va con Cranberri en búsqueda de las esferas del dragón, dejando por muertos a los Saiyans.

Tres días después, Molo ya se ha apoderado de tres esferas y se dirige a la aldea de Tsuburi para comenzar una masacre. En ese momento, el patriarca de la aldea sonríe y le dice que pronto será su final porque el Mesías de Namek se aproxima para derrotarlo. Sin embargo, en su llegada Molo le atraviesa el pecho al guerrero con su brazo sin siquiera mirarlo, matándolo en el acto mientras se burla sarcásticamente de la situación.

Tras destruir el pueblo, Molo logra localizar las esferas del dragón que buscaba y, se dirige al escondite donde se encuentran refugiados Goku y Vegeta para adueñarse del último objeto mágico, a pesar de que se sorprende al verlos todavía con vida. Sin ninguna estrategia y con el efecto de sus heridas todavía presentes, los dos guerreros salen a enfrentarlo, pero estos se ven impedidos por la inesperada llegada de Merusu quien logra atrapar a Molo con una red diseñada para capturarlo. El patrullero trae consigo a Jaco y Boo Gordo para que este último pudiera sellar la magia de Molo nuevamente. Al ver a su archienemigo, consumido por la ira, el villano se libera y se involucra en una pelea con el demonio, cuyos recuerdos del Gran Kaio-shin del Universo 7 en su interior han sido recuperados. Durante el combate, lo que por antecedentes apuntaba a ser un triunfo para Molo no resulta como el hechicero esperaba debido a su insólita incapacidad de absorber la energía de Majin Boo, además de quedarse sorprendido por el nuevo poder de su oponente.

Afortunadamente para Molo, Cranberri pudo terminar de recolectar todas las esferas e invocar a Polunga. El hechicero hace que su camarada use el segundo deseo para restaurar su poder mágico por completo. Al sentir de inmediato la auténtica fuerza fluyendo sobre él, Molo se levanta y se dirige hacia donde se encuentra el dragón divino, derribando a Vegeta y Goku en el camino. Sin embargo, Cranberri aún está decidido a pedir su deseo y, a pocos instantes de cumplir su cometido, Molo aparece detrás de él y le traspasa el abdomen con la mano, matándolo y quedándose con el tercer deseo para sí mismo. Tras ser confrontado por Goku y Vegeta, él dice que muy pronto sabrán cual fue su último deseo y se retira a un acantilado cercano. Seguidamente, ocultando su energía para no ser descubierto, el mago empieza a desplazarse con velocidad por el planeta.

Poco después, Molo intenta extraer toda la energía de Namek pero es interrumpido por la aparición de Goku, Vegeta y el Gran Kaio-shin del Universo 7 que se han teletransportado a su ubicación. Molo afirma que las habilidades del Kaio-shin ya no lo atormentarán porque ha excedido su límite de poder. Sin embargo, el Gran Kaio-shin se mantiene firme y le ordena a Molo que regrese a la prisión galáctica, de lo contrario, lo sellará con su magia nuevamente. Sin embargo, Molo lo ignora, sabiendo que le falta el poder que una vez tuvo y que ni siquiera puede realizar ese movimiento. El hechicero patea al Kaio-shin hacia el espacio exterior donde los dos Saiyans no pueden seguirlos y procede a apabullar a su oponente con su poder superior. Durante la batalla, Merusu aparece y distrae a Molo el tiempo suficiente para que el Gran Kaio-shin lo agarre y lo teletransporte de regreso a Namek, donde Goku y Vegeta lo están esperando. Cuando Vegeta le dice que lo va a destruir, Molo se ríe, diciéndoles que se han olvidado de su tercer deseo.

En tanto un caos se produce en la prisión de la Patrulla Galáctica, Molo confirma su último deseo: que todos los prisioneros de la prisión galáctica sean liberados. En ese momento, aparece una enorme nave espacial, dirigida por los prófugos que disparan un rayo de energía contra Goku, Vegeta y el Gran Kaio-shin. Sagan-Bo, uno de sus aliados más leales, hace una reverencia ante él. Devolviéndole el gesto, el mago lo alaba por el pequeño ejército que trajo consigo y, les otorgará poder a todos.

Molo le ordena a los prisioneros que ataquen y estos cumplen su voluntad. No obstante, al ver que los Saiyans todavía oponen resistencia, el hechicero nuevamente absorbe la energía de Goku y Vegeta, haciéndoles perder la transformación de Super Saiyan Azul y regresar al Super Saiyan Dios. Mientras que Molo forma una gran esfera en el cielo, Goku intenta llegar hasta él pero Sagan-Bo sale su defensa, sin embargo, en pleno trayecto el Saiyan vuelve a descender hasta el Super Saiyan 3, y el convicto lo golpea.

Después de reincorporarse, Goku le pregunta a Molo por qué está haciendo todo esto. Este responde que desea crear una galaxia ideal en la que pueda comer planetas con total libertad y el conseguir aliados no es más que uno de sus medios para llevar a cabo su plan. También agrega que detesta con toda su alma el mundo pacifico que las personas quieren proteger y cree que esas personas deberían desaparecer.

Sin embargo, cuando él trío parecía estar condenado, Merusu y Jaco llegan a Namek para ayudar a sus compañeros. Molo observa a lo lejos mientras, el Gran Kaio-shin huye junto a Esca, mientras Goku hace propio con Jaco y Merusu, excepto Vegeta quien decide quedarse pero luego decide escapar en la nave de Iriko.


Spoiler Los spoilers terminan aquí.

Habilidades Editar

Al ser un hechicero extremadamente poderoso y hábil, él posee diversas capacidades únicas que les sirve de mucha utilidad. Molo es capaz de reunir toda la vida en un planeta en una esfera de energía, que luego consume, además de poder darse cuenta cuando alguien está sintiendo su energía vital, sorprendiendo al sensor de ki.

Poder Editar

El mago cuenta con un nivel de poder bastante alto, pero su fuerza mágica es aún mayor. Molo fue capaz de mantenerse en ventaja en una batalla contra el Gran Kaio-shin del Universo 7, quien disponía de todo su poder divino, y el Kaio-shin del Sur, siendo que solo fue derrotado cuando el Gran Kaio-shin sacrificó la mayor parte de su poder divino para sellar la magia de Molo.

Su alto nivel de fuerza ha hecho imposible que cualquier miembro de la Patrulla Galáctica, incluido el superélite Merusu, en los últimos diez millones de años pueda ejecutarlo. Incluso Son Goku se quedó sorprendido tras sentir su ki.

Sin embargo, Goku y Merusu temen sus poderes mágicos más que su fuerza de combate. Cuando se enfrenta a Vegeta en el Nuevo Planeta Namek, Molo tiene la ventaja sobre el como Super Saiyan ordinario, pero es dominado rápidamente por el príncipe de los saiyans transformado en Super Saiyan Dios. Pese a estar sorprendido por el poder de su enemigo, Molo aún confiaba en que al usar todo su poder mágico, puede derrotar a Vegeta.

Al usar su magia para manipular la energía vital del Nuevo Namek, Molo gana una ventaja sobre Vegeta, pero este último bloquea su ataque puntual con el Super Saiyan Azul. Una vez más, Molo está indefenso ante el guerrero, quien evita ataques fácilmente y es capaz de golpearlo. No obstante, cuando Molo se llena absorbiendo la energía de Namek, sin que su enemigo lo supiera, Goku nota que Vegeta probablemente no sería capaz de derrotarlo sin usar el Super Saiyan Azul.

Molo vapulea con facilidad a Vegeta, quien ya no puede ni siquiera convertirse en Super Saiyan debido a que él le absorbe la mayor parte de su energía. Molo luego procede a derrotar también con facilidad a Goku y drena su fuerza vital junto con la de Vegeta para restaurarse parcialmente.

Después de haber recuperado parte su magia auténtica, Molo demostró ser lo suficientemente fuerte como para matar al Mesías de Namek sin siquiera mirarlo. Sin embargo, Molo se encuentra en cierta desventaja cuando lucha contra Boo Gordo, que ha recobrado sus recuerdos y el potencial latente del Gran Kaio-shin del Universo 7. Aunque es capaz de apuñalar a Boo sin que él pueda reaccionar a tiempo, así como soportar relativamente algunas de las ofensivas, Majin-Boo lo va superando gradualmente, en gran parte debido a que Boo es inmune a su magia y capacidad de regenerarse. Boo Gordo nota que en cuanto al poder, Molo es un "debilucho" en comparación con él.

Sin embargo, una vez que Molo restaura todo su poder mágico, es capaz de superar al Gran Kaio-shin del Universo 7, su más grande amenaza, sin recibir un rasguño.

Técnicas Editar

  • Absorción de Energía: Molo es capaz de drenar toda la energía vital de todos los seres vivos de un planeta e incluso de sistemas solares enteros y reunirlos en una esfera de calor que utiliza para absorberla por su boca y volverse más fuerte.
  • Descarga Eléctrica: Tras absorber la energía vital de un cuerpo celeste, Molo libera grandes cantidades de descargas de electricidad.
  • Telequinesis: Él puede controlar y mover objetos a través del uso de su mente y utilizarlo a su favor en forma de asteroides.
  • Vuelo: La capacidad de volar mediante el uso y control del ki.

Batallas Editar

Galería Editar

Arte conceptual Editar

Manga Editar

Referencias Editar

  1. Antes de escapar.
  2. Capítulo 43 (Dragon Ball Super).
  3. ¡Conmemoración del lanzamiento del "volumen 11 de Dragon Ball Super"! ¡Entrevista de Toyotaro y lugar de trabajo abierto al público! (2019): https://dragonball.news/news/k191127000.html
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.