FANDOM


← Cap107 Cap108 Cap109 →

Son Gohan (孫悟飯, Son Gohan) es el capítulo número 108 del manga Dragon Ball de Akira Toriyama. Fue incluido en el Tankobon Las pruebas de Uranai Baba. Su equivalente en el anime es la segunda parte del Episodio 76. Es precedido por La cola de Son Goku y marca el final del Tomo 9.

PortadaEditar

La portada muestra a Son Goku saltando alegre, mientras Upa, Bulma, Puar, Yamcha y Krilin observan sorprendidos a Son Gohan quitándose su máscara. Debajo de la imagen, Roshi aparece junto a dos abanicos y un gran texto puede verse a su lado.

SinopsisEditar


Spoiler ¡Cuidado!, spoilers debajo.

En medio del combate, Goku grita fuertemente del dolor al ver que su cola se desprende de su cuerpo, mientras su abuelo y el Maestro Roshi se sorprenden por lo que acaba de pasar. Yamcha y los demás no logran comprender que en realidad se tratara del legendario Son Gohan, pero Mutenroshi les indica que se trataba de él al mostrarles el halo de su cabeza. Completamente furioso, Goku se prepara para derrotar a su oponente, pero sorpresivamente éste lanza una corta risa y anuncia que se rinde. Yamcha y los demás se asombran por lo que acaba de suceder, a la vez que Uranai Baba se frustra por su derrota. El enmascarado guerrero felicita al niño porque se había vuelto muy fuerte gracias a su duro entrenamiento, a lo que Goku cuestiona cómo era que sabía su nombre. El anciano omite la pregunta y le dice que no había entrenado su punto débil como él le había aconsejado, por lo que el niño se queda varios segundos impresionado. Completamente desconcertado, el muchacho se pregunta si se trataba de su difunto abuelo, a lo que Gohan responde que sí quitándose la máscara y revelando su identidad. Goku se alegra enormemente de volver a ver a su querido abuelo y corre hacia él para luego abrazarlo cariñosamente.

Todos quedan sorprendidos al ver a Goku llorar por primera vez frente a sus ojos, a la vez que se conmueven por la hermosa escena que estaba ocurriendo. Gohan se disculpa con su nieto por haberlo golpeado tan duramente, aunque menciona haberlo hecho a modo de regaño por no escucharle. Acto seguido le dice que se había vuelto muy fuerte ya que incluso él no logró derrotarlo, y luego descubre que había sido entrenado por Mutenroshi. El abuelo se saluda cordialmente con su maestro, quien le responde que había cambiado mucho puesto que le había costado adivinar quien era. Emocionado, Goku le pregunta a su abuelo cómo había sido capaz de resucitar, pero éste le responde que no había resucitado. A continuación, Gohan les cuenta a todos que Baba tenía acceso al otro mundo, y allí buscaba luchadores para hacerlos pelear por una gran cantidad de dinero. El niño se alegra porque podía volver a vivir con su abuelo, pero el anciano le contesta que sólo podía quedarse en la Tierra por un día. Bulma pregunta si el encuentro fue casual, pero Roshi le dice que su hermana podía ver el futuro y eventualmente sabía que Goku y los demás vendrían ese día.

El Son Gohan (abuelo)|abuelo Gohan]] le agradece a Roshi por haber cuidado y entrenado a su nieto durante todos esos años que estuvo muerto, y comenta que ya podía volver tranquilo al más allá. El abuelo también le pregunta murmurando si alguna vez el niño se había transformado en un mono gigante, pero Roshi le responde que no se puede transformar ya que destruyó la luna. En ese momento, Goku le muestra a su abuelo la Esfera del Dragón de Cuatro Estrellas junto a las otras, y Gohan se alegra de que su nieto haya cuidado el objeto que le había otorgado, para después preguntar sorprendido por qué tenía tantas esferas iguales. Bulma le confiesa que gracias a esos objetos, la vida de Goku había cambiado por completo, y luego le cuenta todas las aventuras del niño junto a los demás. Krilin le menciona a Upa que gracias a la victoria de su amigo podrían revivir a Bora, pero el indio le dice que no podía permitir que su padre sea revivido si el abuelo de Goku se encontraba en el más allá. No obstante, el anciano le menciona que no había problema puesto que le gustaba mucho el más allá, por lo que Upa se lo agradece emocionado.

Uranai Baba anuncia que les dirá la localización de la esfera tal como había prometido, pero Gohan la interrumpe mencionando que regresará al más allá. Goku se sorprende por la temprana ida de su abuelo, a la vez que éste les pide a los demás que por favor cuiden a su nieto. El anciano se despide de todos muy amablemente y luego desaparece, mientras Goku y los demás se alegran por haber tenido la oportunidad de conversar con él. El niño le promete a su abuelo que cuando le salga nuevamente la cola, la entrenará mucho y se hará todavía más fuerte. En ese momento, Baba decide revelar la ubicación de la séptima esfera y les muestra a todos que se encontraba en un vehículo que se dirigía a esa dirección. Bulma se pregunta por qué el Radar todavía no la detectaba, mientras Goku se alegra de que la esfera esté muy cerca.


Spoiler Los spoilers terminan aquí.

Hechos importantesEditar

PersonajesEditar

BatallasEditar

LugaresEditar

ObjetosEditar

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.