FANDOM


Los entrenamientos de Goku y Vegeta (くうとベジータのしゅぎょうKan, Gokū to Bejīta no Shugyō[1]HepJP) es el quincuagésimo segundo capítulo del manga de Dragon Ball Super de Toyotaro y el décimo del Arco de los Prisioneros de la Patrulla Galáctica. Fue distribuido el 20 de septiembre de 2019 en Japón.

Portada Editar

En la portada de este capítulo se puede observar la llegada de Vegeta e Iriko al planeta Yardrat, donde son recibidos por sus habitantes.

Argumento Editar


Spoiler ¡Cuidado! Advertencia de spoiler.

Vegeta e Iriko aterrizan en el planeta Yardrat, ante la sorprendida mirada de un grupo de lugareños. Otro tipo de yardratianos, más bajos y redondos, se abren paso entre la multitud y uno de ellos le da la mano a Iriko, ofreciéndole una cordial bienvenida y, confundiéndolo por el Saiyan llamado Vegeta que Son Goku les habló hace mucho tiempo, a lo que Iriko le corrige diciendo que la persona a su lado es en realidad Vegeta. Tras el breve malentendido, el yardratiano le cuenta a Vegeta cómo las Fuerzas de Combate Especiales Ginyu una vez habían causado estragos en su planeta y ahora están eternamente agradecidos con Goku y Vegeta por haberlos derrotado. Aceptando su gratitud, Vegeta va a lo que quiere saber y pregunta quién entre los presentes le enseñó a Goku la teletransportación y el pequeño yardratiano le responde, haciendo desaparecer al resto del grupo, revelando que solo estuvo él todo el tiempo. El yardratiano explica que, debido a que son una raza débil, a veces se multiplican entre sí para que otros visitantes no los tomen a la ligera, antes de llevar a Vegeta a ver a su patriarca.

El gran patriarca del planeta, Pybara, los saluda y le dice a Vegeta que él fue quien le enseñó a Goku la teletransportación, mientras comete el mismo error de confundirlo con Iriko. Vegeta le explica la situación a Pybara, su deseo de derrotar a Molo y sus esperanzas de aprender una nueva técnica para lograr su cometido. Desafortunadamente, Pybara le dice a Vegeta que está equivocado, ya que los yardratianos no conocen muchas técnicas, sino que se dedican a una sola cosa conocida como el control del espíritu, el equivalente a lo que este conoce como ki. El yardratiano más pequeño y Pybara muestran algunas de estas habilidades tales como la teletransportación, clonación, e incluso la gigantificación, que es posible cambiando, dividiendo y haciendo crecer el propio espíritu. Luego de presenciar tal acto, Vegeta está convencido y pide que le enseñen cómo aprender esto.

Unos días después, Goku y Merusu viajan a otro planeta para comenzar su entrenamiento. Mientras tanto, el tiempo pasa en la sede de la Patrulla Galáctica y, con Merusu, Goku y Vegeta ausentes, la situación en el universo se vuelve cada vez más densa tras los ataques al planeta Litchi y el planeta Chip por parte de los reclusos, a los cuales la Patrulla Galáctica no puede responder al no tener suficiente personal. Debido a esto, el Rey Galáctico sugiere encontrar a nuevos reclutas especiales para unirse a la Patrulla Galáctica y le pregunta a Jaco sobre el guerrero del Torneo de la Asociación Interuniversal de las Artes Marciales al que habían convocado llamado Piccolo, inicialmente confundiéndolo con Monaka.

En el Templo Sagrado de Kami, Piccolo intenta contactar telepáticamente con alguien en el Nuevo Planeta Namek, pero no puede, sugiriéndole a Dende que podrían estar muertos. Mientras tanto, los hermanos Macareni llegan a la Tierra en busca de un poco de Oro etéreo y Piccolo siente su presencia. El namekiano se dirige a enfrentar al trío y la pandilla Macareni usa sus armas navales para atacarlo. No obstante, Piccolo esquiva los disparos y aterriza en la parte superior de la nave, llamándolos maleducados. Piccolo continúa su lucha contra la pandilla y, a pesar de sus trucos, prevalece fácilmente y los amarra.

Bulma, junto con Mr. Satán llegan al santuario en busca de Piccolo. Ella le dice a Dende que Jaco la había contactado y que él se dirigía a la Tierra para reclutar a Piccolo en la Patrulla Galáctica y se contacta con Jaco para que pueda explicar toda la situación. Después de explicarlo todo, le pide a Bulma que reúna a Gohan, Kurilín, y Tenshinhan en preparación para su llegada.

Piccolo pregunta a la pandilla si tienen algo que ver con el desastre que está sucediendo en el espacio, aunque estos intentan engañarlo haciéndose pasar por extraterrestres amistosos que simplemente pasan por el lugar, planean secretamente contarle a Molo sobre el planeta para que puedan aprovechar la oportunidad de robar el Oro etéreo. Al determinar que no son la causa de la perturbación, Piccolo los deja ir y les dice que jamás regresen al planeta. Mientras el grupo se marcha, Bulma y Dende se dirigen hacia Piccolo en una nave y Dende le grita a Piccolo que no permita que la pandilla escape, ya que están aliados con los involucrados en lo que está sucediendo en el espacio. Inmediatamente, Piccolo derriba su nave y detiene a los malhechores nuevamente, pero estos le dicen que ya es demasiado tarde debido a que se han puesto en contacto con los prisioneros galácticos y ellos vendrán tarde o temprano. En el espacio, Sagan-Bo recibe un mensaje de la pandilla Macareni pidiendo ayuda. Al escuchar esto, la curiosidad despierta en Molo y este determina que los hermanos Macareni deben haber encontrado un planeta de buena calidad con una raza poderosa y hace que Sagan-Bo envíe una patrulla de reconocimiento más fuerte para comprobarlo.

En otro lugar, Goku empieza su entrenamiento con Merusu, quien se encuentra empuñando un bastón y ganando ventaja. Goku comenta que para lograr su habilidad requerida necesita vaciar su corazón y su mente, pero le resulta difícil debido a que sus emociones se descontrolan durante una pelea. Merusu le responde que las emociones también pueden traducirse en poder, como al convertirse en Super Saiyan, que se desencadena por la ira, aunque lo que busca requiere lo contrario. Merusu revela que él sabe que el Saiyan está tratando de adquirir la Doctrina egoísta y tenía una razón para guardar silencio al respecto. No obstante, Goku le dice que no se preocupe ya que sabe que es una buena persona y sugiere volver al entrenamiento. Si bien Merusu le dice que sus dudas han sido despejadas, le pide a Goku que lo siga mientras se dirige dentro de una pirámide cercana y detrás de la puerta los dos entran a una habitación similar al Salón del Espíritu y el Tiempo. Merusu le dice a Goku que cada día que pasa en el mundo real equivale a tres días en esta habitación, pero la razón principal para entrar es para que pueda liberar todo su poder sin que cualquiera lo descubra. Ahora poniéndose serio, Merusu le pregunta a Goku si está listo para continuar su entrenamiento y Goku, demasiado emocionado de hacerlo, le contesta que si está preparado.


Spoiler Fin de la sección con spoilers.

Hechos importantes Editar

Personajes Editar

Batallas Editar

Lugares Editar

Técnicas Editar

Curiosidades Editar

Véase también Editar

Referencias Editar

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+